Trastorno bipolar

QUÉ ES
Se llama trastorno bipolar las alteraciones graves y extremas del estado de ánimo y del humor. La persona pasa de la euforia a un desánimo extremo o al revés. Durante un tiempo se siente muy eufórica y en otros momentos entra bruscamente en un desánimo profundo.

Estos cambios de humor pueden afectar el pensamiento, los sentimientos, la salud física, el equilibrio emocional, la conducta y el funcionamiento del día a día. También pueden verse afectadas las relaciones, tanto con la familia como con amigas y amigos.

Todo el mundo tenemos subidas y bajadas de ánimo y es normal que pase (más aún cuando hay cambios hormonales como en la adolescencia y durante el ciclo menstrual). En el trastorno bipolar estos cambios son mucho más intensos y extremos.

CÓMO ME PUEDO SENTIR
Sentimos que no podemos controlar el estado de ánimo. Ni es pereza ni es falta de responsabilidad; es una incapacidad.

Durante la fase maníaca

  • Hiperenergía: se tiene la sensación de poder hacer cualquier cosa, con una excitación y una euforia desmesurada. Se pierde el control social (inhibición) normal y esto puede llevar a la persona a actuar de manera muy extravagante o pasada de vueltas (gastar mucho dinero, hacer bromas que están fuera de lugar …).
  • Cambios en los hábitos normales: se reduce la necesidad de dormir o descansar, se saltan comidas o se está todo el día comiendo, se descuida la higiene personal …
  • Pensamiento y habla más rápida: la cabeza va a mil por hora y las ideas desbordan. Esto hace que se hable muy rápido y se cambie constantemente de tema sin darse cuenta.
  • Falta de conciencia de las propias capacidades y límites: no se corresponde la percepción que tiene la persona con la realidad. Cuesta ver las consecuencias de lo que se hace y se dice.
  • Irritabilidad: la persona puede enfadarse y molestarse con las otras personas, sobre todo cuando se rechazan sus ideas.
  • Planes o creencias irreales: se piensa que se tiene unas capacidades especiales cuando no es así realmente, como sobrevalorarse o un optimismo excesivo.

Durante la fase depresiva

  • Hiperdesánimo: se tiene una sensación de una gran desesperanza y oscuridad. Se piensa que nada saldrá bien.
  • Pasividad: se tiene una sensación de cansancio y fatiga que conlleva únicamente tener ganas de pasarse horas y horas en la cama o en el sofá.
  • Desmotivación: se pierde el interés. Aquellas actividades o cosas que antes motivaban ahora ya no se ven como estimulantes o divertidas.
CÓMO SE PRESENTA

El trastorno provoca estados que se van repitiendo y alternando. El estado de ánimo oscila entre dos extremos:

  • Estado maníaco (subida): exaltación del ánimo que va acompañado de un aumento exagerado de la vitalidad y de la actividad. Suele durar entre dos semanas y cuatro meses.
  • Estado depresivo (bajada): es una caída del estado de ánimo, que conlleva una pérdida o descenso pronunciado de la energía vital y de la actividad. Puede durar más que el estado maníaco.

Cuando la persona está en la etapa eufórica, se siente capaz de hacer todo lo que se le pasa por la cabeza (como si pudiera con todo). Pero de repente cae en una depresión; se siente cada vez más desanimada, siendo que se hunde, y le entra una sensación de desesperanza intensa.

QUÉ PUEDO HACER

Cuando una persona tiene tres síntomas o más de los descritos en CÓMO ME PUEDO SENTIR, tiene que recibir el asesoramiento de una o un profesional en salud mental.

Aunque la persona que tiene un trastorno bipolar no sea capaz de comprender o explicar lo que le está pasando, estos cambios de humor sí son visibles y claros para las personas de su alrededor. Estas pueden apoyarle y orientarle para que busque una atención especializada.

Informació extreta del web http://espaijove.net amb la seva autorització.