TOC (trastorno obsesivo-compulsivo)

QUÉ ES
El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de pensamientos reiterativos y obsesiones recurrentes (llamadas compulsiones) que son incontrolables y provocan comportamientos repetitivos.

Las personas con TOC reconocen que sus obsesiones y compulsiones son irracionales y excesivas, pero no tienen control sobre ellas. Los pensamientos recurrentes generan angustia, y las compulsiones son rituales repetitivos para reducir la ansiedad. Sin embargo esta “solución” sólo sirve de manera temporal.

Cuando se sufre un TOC se tiene la sensación de que si no se completan estos rituales pasará algo malo o peligroso.

Las obsesiones y compulsiones son agotadoras; obligan a invertir mucho tiempo e interfieren significativamente en la vida diaria afectando las relaciones familiares y sociales, las tareas diarias, el trabajo o los estudios.

CÓMO ME PUEDO SENTIR
Quizás tengo TOC y me siento identificado con alguna de estas afirmaciones y tenga que pedir la opinión de un o una profesional de la salud mental:

1. He tenido pensamientos repetitivos o preocupaciones exageradas sin ser problemas reales de mi vida, como que yo o alguna persona cercana sufrirá un accidente, un ataque o una enfermedad.

2. He hecho una actividad repetidamente con mucho orden y precisión, y de manera similar, que me ha interferido en mi vida diaria, tales como:

  • Lavar mis manos o los dientes, ducharme o lavar la ropa mucho más a menudo de lo que sería necesario.
  • Hacer limpiar u ordenar, siguiendo siempre el mismo método y patrón (en casa, en el trabajo, en el instituto …).
  • Comprobar constantemente que puertas o ventanas están bien cerradas o los aparatos apagados.

3. Me siento más tranquilo o tranquila después de hacer estas cosas, pero pronto necesito volver a hacerlo. Y pienso que estos pensamientos o conductas no son razonables.

CÓMO SE PRESENTA

Las obsesiones

Estas ideas repetitivas pueden girar alrededor de temas diferentes: la religión, el sexo, la limpieza, la alimentación, el orden de objetos, etc.

Las compulsiones

Pueden ser conductas tales como:

  • La necesidad imperiosa de lavarse alguna parte del cuerpo -como las manos o la cara- y hacerlo con una determinada frecuencia, de una manera concreta y con una secuencia ordenada.
  • Tener que limpiar cosas, espacios de la casa o utensilios de uso personal.
  • Hacer comprobaciones una vez tras otra para asegurarse de que queda cerrado el gas, la puerta, la ventana, el fuego, la luz…
  • Necesitar tocar algunos objetos un número determinado de veces, y tener que mantenerlos en un orden constante por algún criterio (color, tamaño u otro).
QUÉ PUEDO HACER

En el TOC se tiene conciencia de que los pensamientos son irracionales. Pero también se puede tener miedo a lo que puedan opinar y pensar las otras personas, y no se quiere tener la etiqueta de persona “débil” o “loca”.

Por eso una persona que está desarrollando este trastorno, tal vez trate de mantener los síntomas en silencio y no busque ayuda.

Es importante tener una atención especializada ya que, como ocurre con otros trastornos mentales, una intervención precoz ayuda a mejorar la evolución y la recuperación.

Informació extreta del web http://espaijove.net amb la seva autorització.