Alcoholismo (adicción al alcohol)

QUÉ ES
El alcoholismo es una enfermedad que afecta a la salud física y la mental. Como otras drogodependencias está relacionado con la tolerancia (el cuerpo cada vez necesita más alcohol para tener los mismos efectos), y una dependencia física y psíquica.

El consumo problemático de alcohol, a pesar de ser una droga legal, está relacionado con muchos problemas de salud y con muchas muertes (sobre todo por accidentes bajo sus efectos).

CÓMO ME PUEDO SENTIR
Si tengo un problema con el alcohol es fácil que tenga sentimientos muy diferentes, cambiantes e incluso contradictorios. Por un lado cuando empiece a beber quizás estoy a gusto porque dejaré de encontrarme mal físicamente o me desaparecerá esa ansiedad y obsesión que tenía por beber. O incluso si busco desconectar de algún problema que tenga, el alcohol me hará sentir bien porque -aunque solo sea un rato- desconectaré de aquello.

Pero estos sentimientos agradables no me durarán mucho. Aunque quizás exprese que no tengo ningún problema con el alcohol o incluso responda con agresividad ante alguna persona que me lo diga, yo por dentro tendré claro que dependo del alcohol, y que esta adicción me está creando muchos problemas. Incluso, cuando estoy sobrio puede ser que me dé cuenta de que quizás estoy creando problemas a otras personas.

Y quizás ante este malestar vuelva a buscar refugio en el alcohol. Y como lo que parece la solución en el fondo es el problema, ya volvemos a estar de nuevo en el mismo punto.

QUÉ PUEDO HACER
Para dejar el alcohol se necesita ayuda profesional pero los servicios y programas sólo me podrán ayudar si yo pongo de mi parte. Seguro que me va bien:

  • Aceptar que tengo un problema y necesito ayuda.
  • Entender que debo ser un/a agente activo en todo el proceso.
  • Rodearme de personas que me ayudarán en mi proceso y alejarme de las personas o situaciones que me empujan a beber alcohol.
  • En principio seguir el tratamiento que me propongan y, si veo que no me va bien o no me acaba de ayudar, explicárselo al o a la profesional que me lleva para que se haga alguna mejora.
CÓMO SE PRESENTA

Físicamente el cuerpo se acostumbra a un nivel de alcohol y lo necesita para funcionar con normalidad, y responderá negativamente si no lo tiene en diferentes intensidades: desde temblores matinales hasta un síndrome de abstinencia. Sin embargo, el alcohol tiene una repercusión bastante negativa en la salud, afectando el hígado, el páncreas, el cerebro…

Psíquicamente la persona se acostumbra a funcionar bajo los efectos del alcohol y reacciona mal si está abstinente: intranquilidad, ansiedad, cambios de humor y otros.

Si bien una persona alcohólica suele beber mucho y cada día, también hay un tipo de alcoholismo de fin de semana relacionado a entornos de fiesta y ocio.

CÓMO ES EL TRATAMIENTO

Para dejar totalmente el alcohol hay diferentes tratamientos:

  • Físico (desintoxicación): es necesario cuando se tiene dependencia física y se hace para que el cuerpo no necesite el alcohol ya que está acostumbrado. En algún caso se tiene que hacer con un ingreso en un hospital.
  • Psicológico (deshabituación): seguimiento terapéutico para cambiar hábitos y trabajar las causas que han llevado a la dependencia. Se puede hacer individualmente y también en terapia de grupo. En algunos casos se utiliza también psicofármacos para reducir la ansiedad u otros síntomas, y otros tratamientos para evitar que se consuma alcohol.
  • Social: iniciativas para poder funcionar con normalidad en el entorno de cada persona y en una sociedad no pone fácil mantener una abstinencia.
CÓMO PEDIR AYUDA

Para iniciar un tratamiento para el alcoholismo puedo ir a:

  • El CAS Santa Coloma que es el centro especializado en el tratamiento de adicciones de la ciudad.
  • La o el médico de familia del CAP.

Por otro lado las asociaciones de personas alcohólicas rehabilitadas me pueden ayudar a tener un entorno saludable y a tener un grupo de personas con quienes compartir mi situación.